Portada Trucos de peluquero para disimular la calvicie que podría tener los días contados
Cuidado personal

Trucos de peluquero para disimular la calvicie que podría tener los días contados

Atentos aquellos que sufren calvicie y canas. Investigadores de la Universidad de Texas podrían haber encontrado un remedio para evitar este problema que tanto preocupa a los que lo padecen. Mientras esperamos a que la ciencia avance, acudimos a un experto para que nos explique lo que se debe, y no se debe hacer, para disimular la falta de pelo.

Este 2017 está siendo el año de los “grandes descubrimientos” para la extinción de la calvicie. La casualidad hizo el pasado mes de marzo que un grupo de investigadores del Centro Integral de Cáncer Harold C. Simmons de la Universidad de Texas, descubriera la posible cura final para la alopecia. Intentando comprender un trastorno llamado neurofibromatosis tipo 1, que provoca la formación de tumores cancerosos en los nervios, se encontraron con la célula que da lugar al pelo y que hace que éste se vuelva gris. Vieron que una proteína, llamada krox20 y asociada al desarrollo de los nervios, se activa en las células progenitoras del cabello para permitir su crecimiento y, a su vez, producen la proteína SCF involucrada en la pigmentación del pelo.

El hallazgo podría llevar al desarrollo de un tratamiento que evite la caída del cabello y su decoloración. Uno de los investigadores, el doctor Lu Le, en declaraciones a la revista científica Genes and Development, apuntó que “con este descubrimiento esperamos poder crear en el futuro algún compuesto que produzca de forma segura el gen necesario en los folículos pilosos para corregir los problemas de caída y decoloración”.

Si esto se hacía público en marzo de este año, un mes antes, concretamente el 14 de febrero de 2017, la revista científica Plos Genetics se hacía eco de una interesantísima investigación llevada a cabo por un grupo de británicos del Centro de Medicina Genética de la Universidad de Edimburgo. Estos expertos en genética descubrieron que más de 287 genes diferentes estaban relacionados con la caída de cabello.

El estudio se realizó con datos de ADN de 52.874 hombres blancos británicos, con edades comprendidas entre los 40 y 69 años, para predecir el riesgo de calvicie en cada individuo. La conclusión fue que de los 287 genes relacionados con el problema, 40 están en el genoma de las madres; es decir, en el cromosoma X que los hombres heredan de sus progenitoras. Este trabajo puede ser útil de cara al desarrollo de fármacos para tratar la calvicie y para prevenir la alopecia cuando está en sus inicios, según Ricardo Marioni, líder de la investigación.

De los participantes, a 16.700 no se les cayó el pelo, 12.000 tuvieron pérdida leve de cabello, 14.000 moderada y 9.800 severa. Esto llevó a los expertos a determinar la relación directa entre el patrón genético de cada individuo con la tendencia a la calvicie y descubrieron que los que poseían una cantidad menor que la media de los 287 genes asociados con la calvicie veían reducidas notablemente sus posibilidades de quedarse calvos. Sin olvidar, eso sí, que el 80% de los varones de 80 años, a día de hoy, padece calvicie.

Pero mientras esperamos a que la ciencia avance y elimine la calvicie de raíz, tenemos que intentar controlar el estrés, cuidar nuestra alimentación, evitar el uso de productos químicos en el cuero cabelludo y, en definitiva, aprender a enmascararla si es que no nos gusta. Para ello, y en lo que a beautyse refiere, hemos contado con la experta opinión de Iván Carpio, mánager de Blackstone, salón dedicado exclusivamente a caballeros. Él apunta que este este año las tijeras le están ganando el pulso a la máquina, como demuestra la versatilidad del corte de pelo estrella para hombre de esta temporada: “Es una tendencia que está yendo a más. Se está recuperando mucho la tijera y, los cortes de pelo, se están suavizando y volviendo más artesanales”.

El complejo que tienen los hombres respecto a su calvicie tiene, según Carpio, una clara cronología: “Pérdida de densidad, entradas, coronilla y calvicie”.Cada circunstancia tiene su solución, como evidencian los remedios que existen para remediar las entradas. Ante esta evidencia, Carpio, avalado por sus 26 años de especialización en peluquería masculina, cuenta lo que se debe o no se debe hacer para disimular la falta de pelo. Tome nota.

Para las entradas

No repeinarse y mucho menos hacia atrás.

-No utilizar productos de fijación húmeda como gel o gomina o ceras grasas.

-Sí usar secador de pelo e intentar separar muy sutilmente el cabello de la parte superior, a la altura del remolino frontal.

-Sí usar spray de fijación suave o cera mate.

Para la coronilla

-No excederse en la longitud de la parte superior o se generará el antiestético efecto cortinilla.

-No dejarse el pelo demasiado corto para no potenciar la coronilla.

-No aplicar gel.

-Sí trabajar la zona superior con secador, independientemente del look final, la zona de la coronilla se peina hacia atrás.

-Sí al uso de peine fino para esa zona.

-Sí al uso de cera mate o polvos matificantes.

Productos esenciales

Para rematar sus consejos, Iván Carpio, prescribe una serie de productos de última generación y destyling enfocados a un perfil masculino, con poca densidad capilar, cabello fino y caída temporal de cabello.

Redken powder 03, producto recomendado.

-Champú: Baño Kerastase Homme Densifique, de

uso diario.

-Prevención de caída y aumento de fibra capilar:Ampollas Densifique Homme, una al día durante tres meses.

-“Styling” para resultado final: Cera Redken Work Hard (recomendado para poca densidad capilar), Polvos Matificantes Redken Powder Grip 03 (recomendados con poca densidad capilar en coronilla) y Spray Redken Quick Tease 15 (recomendado en ambos casos).

Antes de caer en la tentación de dejarnos crecer el flequillo para después colocarlo a modo de cortinilla, dejémonos asesorar por los estilistas capilares. Ellos darán con el corte y tratamiento adecuado para llevar la cabeza bien alta, con más o menos pelo. Y confiemos en que la ciencia está un paso más cerca de conseguir el milagro. Y también en que ser calvo hoy en día resulta mucho más atractivo y cool que hace años.