Portada Tuve sexo con el hermano de mi novia y ahora solo lo quiero a el
Actualidad

Tuve sexo con el hermano de mi novia y ahora solo lo quiero a el

Llevo 2 años con mi novia, ella tiene 23 y yo 25, nos conocimos en la universidad, nuestra relación se dio al parecer por coincidencias del destino, todo fue tan rápido que sin darme cuenta ya estaba a su lado.

Creo es de las mejores cosas que me han pasado en la vida, es un ser encantador, estoy muy feliz por estar a su lado, hemos compartido tantos momentos tan especiales que creo con nadie más me había pasado.

Pero durante este tiempo le he ocultado algo, soy bisexual, no se lo he dicho por miedo a no saber cómo podría reaccionar, tal vez es algo en lo que no está de acuerdo, y me da miedo perderla para siempre.

Hace dos semanas pasó algo que no imaginé, fue cumpleaños de su hermano, cumplía sus 18 años, así que hicieron un festejo para sus amigos, por obvias razones yo asistí.

Fue en un hotel, rentaron una habitación con piscina, no eran muchos invitados, sólo unos amigos de él, y otros de mi novia, el alcohol no podía faltar en el lugar, había de todas las bebidas.

Así que la mayoría estaba tomando de todo lo que había en la barra, ya entrados en copas comenzaron a hacer juegos entre ellos, de verdad y reto, los retos fueron subiendo de intensidad conforme el tiempo pasaba.

Ya después de unas horas la mayoría se quedó dormido por el alcohol, incluso mi novia no se había medido y se quedó recostada en un sofá, yo estaba bien, pues creo era el mayor que estaba ahí.

Juan, ese el nombre del hermano, se encontraba algo ebrio, pero bien, no estaba inconsciente ni nada, de hecho, se miraba muy bien, pues no tomó tanto para no perder detalles de su fiesta.

Al parecer éramos sólo nosotros dos los despiertos en esa habitación, él es un chavo atlético, atractivo, juega fútbol así que tiene unas piernas de envidia, creo no lo había notado bien, pero era la fantasía de muchas personas.

Estuvimos platicando unos momentos, pero me retó a algo que yo creí era una broma, me dijo que me retaba a meterme a la piscina sin nada de ropa, yo sólo me reí, pero en ese momento se levantó y se quitó el traje de baño, era un dios.

Así que le seguí el juego e hice lo mismo, estuvimos riendo un par de minutos, cuando intenté salirme sentí como tomó mi brazo y me volteó hacia él, en ese momento me besó, yo por instinto me alejé. Pero después de uno segundos le respondí ese beso, realmente fue muy excitante, bajó su mano y comenzó a tocar todo mi cuerpo, estaba muy fuerte en ese momento, no estaba pensando nada, sólo disfrutando.

Después puso sus piernas sobre mis caderas, momento después yo ya era “dueño de su interior”, luego nos salimos y nos fuimos al baño, ahí continuamos, nadie nos estaba mirando. Yo terminé y no se imaginan como disfruté de ese sexo, hace mucho no estaba con un hombre, pero recordé lo mucho que me gusta, él se puso su ropa y yo la mía y nos hicimos los dormidos para no levantar sospechas.

Desde ese día no me lo puedo sacar de la cabeza, cuando estamos comiendo en familia me toca por debajo de la mesa, ya no hemos estado juntos, pero creo que ambos lo deseamos de nuevo.