Portada Un chico gay es golpeado salvajemente al salir de un bar gay
Actualidad

Un chico gay es golpeado salvajemente al salir de un bar gay

Bar gay

El chico sufrió múltiples heridas al salir de tomar algo de un bar gay.

Christopher Bradford fue atacado mientras se dirigía a su casa por un grupo de intolerantes sociales que no aceptan que en la sociedad existan personas con sentimientos diferentes.

En hombre fue atacado por una pandilla de hombres y golpeado con las hebillas de los cinturones mientras caminaba de regreso a su hogar, después de pasar unas horas de esparcimiento dentro de un bar abierto al público homosexual.

Bradford quien sostuvo dialogo con la prensa sostuvo que de camino a su residencia en la ciudad de Montrose, Texas, escuchó el sonido de hombres trotando detrás de él y de repente sintió golpes, mientras era atacado verbalmente y minutos después fue arrojado al suelo, donde continuó recibiendo el cruel ataque de los desadaptados.

Le dijo a ABC News: “Alguien me agarró por detrás [y] me arrojó al suelo.

” Me dieron puñetazos, patadas, y luego, vi venir y sentí las hebillas de los cinturones “

“[Una de las hebillas de cinturón] me cortó un costado de la cabeza. Me golpearon con una piedra en la frente”.

Bradford afirmó que nadie lo ayudó a pesar de estar en una zona concurrida y solo cuando llegó un amigo que estaba cerca y con quien estaba hablando por teléfono al momento del ataque, fue en su auxilio y ahuyentó a los atacantes.

Continuó:

” Había sangre por todos lados. Me pegaron en mis ojos. No podía ver ”.

“Seguí preguntando ¿por qué? Yo me decía: ‘¿Qué hice? ¿Por qué me pegan?’”.

Los atacantes

Con base a los informes policiales, Caleb Tout, de 19 años, fue arrestado minutos después del ataque, según lo señalado por este joven a los oficiales, él estaba bebiendo en un bar cercano donde tuvo un altercado con un hombre muy parecido a Bradford quien le estaba coqueteando a su novia, salió con sus amigos para atacar darle una lección al susodicho, y en el camino se confundió y atacó al hombre equivocado.

Por su parte Bradford ha señalado que el ataque recibido fue extremadamente doloroso, por lo que ahora tiene miedo de salir a la calle. Puntualiza que al momento de recibir los golpes uno de ellos se estaba riendo y disfrutaba del salvaje acto.

“Se estaba divirtiendo con esto”.

“Lo único que aprendí de lo sucedido es que nunca caminaré solo de vuelta a casa. Esto nunca me volverá a suceder”.