Portada Un cura gay deja la iglesia para casarse con su novio
Actualidad

Un cura gay deja la iglesia para casarse con su novio

Cura gay

Ellos dos se miraron a los ojos, quedaron flechados, decidieron vivir su romance el cual era solo el inicio de una relación que ambos desean conservar hasta llegar a viejos. Este noviazgo une a un sacerdote y un hombre, ambos italianos, quienes rompieron las reglas entre

Ellos dos se miraron a los ojos, quedaron flechados, decidieron vivir su romance el cual era solo el inicio de una relación que ambos desean conservar hasta llegar a viejos. Este noviazgo une a un sacerdote y un hombre, ambos italianos, quienes rompieron las reglas entre la homosexualidad y la religión.

Posiciones sexuales gays para disfrutar sin despertar a tus padres

“Nuestro amor es un amor en Dios. Lo que hace maravilloso nuestro amor es que no somos dos, somos tres”.

Giuliano Costalunga y Paolo se conocieron en Selva di Progno e Giazza, un pueblo cerca de la ciudad de Verona, Italia, años atrás. Los dos hombres no aguantaron la tentación decidiendo abrir un espacio en el corazón para recibir amor. Ellos no contaban con lo que se les venía encima, pues todo lo vivido confortó al uno y al otro, el amor verdadero surgió y una propuesta de matrimonio nació.

Hace dos años Don Giuliano, como es conocido Costalunga en Verona, decidió romper el silencio, renunciando a su vocación como sacerdote para empezar una vida nueva junto al hombre que se adueñó de sus sentimientos, viajaron rumbo a Maspalomas, España, con el objetivo de unir sus vidas para siempre, tal como sucedió el pasado 28 de abril.

Una mujer entra en la casa de un chico gay y le obliga a tirarsela

Giuliano Costalunga y Paolo se casaron después de un año de estar viviendo juntos. Esta noticia del matrimonio no fue bien recibida en Verona donde son noticia por a osadía emprendida. Comentarios negativos han surgido por la decisión de querer unir sus vidas en matrimonio.

La historia entre el sacerdote y su novio desde el comienzo

El inicio de lo que primer fue una amistad entre los dos hombres comenzó hace unos años, cuando Giuliano conoció a Paolo en Nápoles, durante la recuperación de un cáncer. El sacerdote explica que entre cafés y charlas varias las cosas fueron cambiando de tal forma que ya no pudo contener aquel sentimiento.

“La amistad se transformó en amor”.

“En cuanto entendí que lo amaba, dejé la parroquia, comencé a vivir con él y aunque no tenía parroquia seguía siendo cura y decía misa de vez en cuando en iglesias que me llamaban”.

Al estar seguro de su amor por Paolo, Giuliano decidió cortar sus lazos de una vez por todas con la Iglesia, renunciando a su vocación.

“He dejado el ministerio sacerdotal con dolor, porque yo creo que un hombre cree en Dios y ama Jesús puede ser un buen cura, que dice la palabra de Dios, que la vive…”

“Pero claro, la Iglesia católica no lo permite, así que para mí no era posible continuar”.

“Guys Build Stuff” nos tiene aprendiendo ‘cosas de hombres’

El amor por otro hombre, el amor a Dios

Los dos hombres hoy viven su historia de amor, sin importarles los comentarios de personas malintencionadas. Viven en la hermosa Gran Canarias, España, por ser este un país referente en derechos LGBT. Comentan que cada domingo muy temprano van a misa porque su amor en Dios es más grande que los prejuicios de la gente.

” Asistimos a misa en la parroquia de San Fernando de Maspalomas y tomamos la comunión con normalidad, porque para nosotros es fundamental tener a Dios en nuestra vida”.

Los padres de un chico en el armario descubren que es gay de una forma peculiar

Etiquetas