Portada Un cura se lleva a un chico menor de edad a un cuarto de hotel
Actualidad

Un cura se lleva a un chico menor de edad a un cuarto de hotel

Curas gay 1

Los altos funcionarios de la iglesia intentan tapar las historias homosexuales protagonizadas por sus pastores, pero aun cuando creen que todo lo tienen bajo control “una de sus ovejas del rebaño” se descarrila del grupo.

Un sacerdote en Inglaterra ha puesto el ojo de la prensa en la búsqueda de su historia al saberse que según las propias palabras de él “accidentalmente llevó un menor de edad a un bar gay”, y luego compartieron la habitación de un hotel, y al final… “no hubo acto sexual alguno”.

El Reverendo Canon Terrence Grigg es un ex ministro de la Iglesia de Santa María en Cottingham, East Yorkshire, Inglaterra, quien actualmente está siendo juzgado después de haber sido acusado de violentar de forma sexual a cinco jóvenes menores de edad entre 1983 y 1996.

En el juicio que se le lleva a cabo en una corte, al cual la prensa obtuvo ingreso, se destacó la historia de cuando estuvo en Londres con unos de los menores. Según el mismo reverendo, quien aceptó el hecho, estuvo con el hombre y juntos asistieron a un bar gay para luego pasar el resto de la noche en un hotel, pero no es cierto que fuese menor de edad sino un joven entre los 19 y 20 años.

Sacerdote-lleva-a-joven-menor-de-edad-a-un-bar-gay-2

El ex clérigo insistió en que no hubo contacto físico alguno. De hecho, durmieron en camas separadas. Pero lo más interesante, según él, nunca tuvo la intención de llevarlo a un bar gay. El entrar a un establecimiento LGBT simplemente fue un accidente.

Sobre ingresar al bar gay dijo que solo lo eligió porque parecía más animado que el bar vecino al cual ya había asistido en ocasiones anteriores. Una vez que ingresó y pidió de beber se dio cuenta el tipo de lugar, sin embargo, ya no podía salir por haber hecho el pedido de licor a la mesa.

El juicio contra el sacerdote continuó y en los señalamientos se pudo escuchar versiones de abuso sexual contra menores entre los 10 y 14 años de edad.

Grigg, de 84 años, ha sido acusado de nueve cargos de asalto indecente y dos agresiones sexuales graves.