Portada Un estudio demuestra que los hijos de parejas gays son muy felices
Actualidad Interesante y Curioso

Un estudio demuestra que los hijos de parejas gays son muy felices

Lo dice un ESTUDIO: hijos de parejas GAYS = de felices que los hijos de parejas hetero.

Muchas veces tenemos la sensación de que hay estudios que no haría falta escribir. Algunos porque son demasiado absurdos, y otros porque son demasiado obvios. Hoy vamos con el segundo ejemplo, porque lamentablemente hay aún muchas personas que creen que un niño no puede crecer con dos padres gays sin tener algún trauma por el camino.

Como hacer que tu sexo gay dure mucho más tiempo

El New England Journal of Medicine ha llevado a cabo un estudio reciente en el que confirma que los hijos de parejas del mismo sexo concebidos mediante donación de esperma no muestran ningún signo de poder sufrir problemas emocionales o físicos, al menos no más que los hijos de parejas heterosexuales.

El actor Derek Chadwick se declara gay

El estudio se ha llevado a cabo con chicos y chicas de 25 años de edad, por lo que no hablamos de niños que aún están creciendo, sino de adultos que cuentan su historia, que por lo visto sorprende a muchos, es tan feliz como la de sus compañeros de estudio con padres heteros.

James Rodríguez sabe cómo calentar a sus Fans

Todo este estudio empezó en 1987, cuando la autora Nanette Gartrell contactó con padres que quisieran formar parte del estudio. Hace 30 años no era lo mismo que ahora, por eso los padres gays tuvieron muchas reticencias: tenían miedo que si los resultados del estudio eran negativos, les robaran a sus hijos.

El cuerpo desnudo de Tom Daley inspira para hacer arte

Y ahora viene lo más importante, las conclusiones inequívocas:

“El estudio concluye que hay consenso científico aplastante de que los hijos de las familia LGBTQ no experimentan diferencias en su crecimiento y educación en relación con hijos de parejas heterosexuales, ni en aspectos mentales, emoticionales ni de educación, entre muchos otros”

Este chico lo menea todo de forma tan caliente que nos enciende hasta el alma