Portada Un loco hace publica la información personal de 14.200 seropositivos
Actualidad

Un loco hace publica la información personal de 14.200 seropositivos

Vih

Hombre filtra información personal de 14.200 seropositivos

VIH

¿Por qué alguien filtraría TODOS los datos personales de casi 15.000 SEROPOSITIVOS?

Un antiguo residente de Singapur, una nación-estado de Asia oriental en la península de Malasia, filtró deliberadamente su Registro Nacional del VIH que contenía la información personal de 5.400 singapurenses y 8.800 extranjeros a los que se había diagnosticado como seropositivos. La información personal incluía sus nombres, números de teléfono y direcciones.

Aunque el gobierno dice que la información no ha sido publicada públicamente, se cree que fue filtrada en internet a través de un ex empleado del gobierno a su novio VIH-positivo.

El receptor de la filtración ha sido identificado como Mikhy K. Farrera Brochez, un ex-residente VIH-positivo de los Estados Unidos que vivió en Singapur hasta mayo de 2018 cuando fue deportado, después de una sentencia de 28 meses de prisión por fraude y delitos de drogas.

A los extranjeros VIH-positivos se les prohíbe obtener visados de trabajo o residencia permanente en la región. Así que Brochez mintió sobre su condición de VIH-positivo al vivir en el país con su novio de Singapur. Su novio, Ler Teck Siang, era un médico que trabajaba para la Unidad Nacional de Salud Pública, quien sometió su propia sangre a la prueba nacional de VIH de Brochez.

Brochez filtró públicamente el Registro Nacional de VIH en internet después de ser deportado. El gobierno no ha dicho cómo obtuvo acceso a la base de datos, pero actualmente está siendo investigado por la policía. Si se le encuentra culpable, podría enfrentar una multa de 2.000 dólares y dos años de prisión por violar la Ley de Secretos Oficiales del Estado-Nación.

Y aunque la incidencia general del VIH en el país, de 5,6 millones de personas, es baja (su Ministerio de Salud sólo citó unos 265 nuevos diagnósticos en la mayor parte de 2018), la homofobia y el estigma del VIH en el país podrían hacer que las personas nombradas en la filtración se enfrenten a graves repercusiones sociales si sus nombres se hacen públicos.

Las personas afectadas podrían perder su trabajo, ser víctimas de acoso, ser rechazadas para recibir tratamiento médico y ser excluidas por sus amigos y familiares.

La homosexualidad y el VIH a menudo se confunden debido a la alta prevalencia de la enfermedad entre los hombres que duermen con hombres. Como tal, Singapur no es del todo acogedor para las personas percibidas como homosexuales.

La región penaliza la actividad sexual entre hombres del mismo sexo y la castiga con dos años de prisión. También tiene leyes vagas contra la “indecencia grosera”, la “indignación por la modestia”, la “molestia pública” y los “propósitos inmorales” que permiten el enjuiciamiento de cualquier hombre que supuestamente busque encuentros entre personas del mismo sexo.

En enero de 2006, el Ministerio de Desarrollo Comunitario, Juventud y Deportes del país donó 61.500 dólares a Liberty League, una organización que promueve la llamada terapia de conversión “ex-gay”. El país también prohíbe abiertamente a los ciudadanos LGBTQ servir en sus fuerzas armadas, categorizándolos junto a “travestis, pedófilos” y aquellos con “comportamiento afeminado”. Los códigos de televisión y cine del país también prohíben cualquier argumento que “promueva, justifique o glamurice tales estilos de vida”.