Portada » ¿De vacaciones? No pierdas la oportunidad de practicar running en la playa, aquí sus beneficios
Actualidad

¿De vacaciones? No pierdas la oportunidad de practicar running en la playa, aquí sus beneficios

Relajarte a la orilla del mar es el pretexto perfecto para olvidarte por completo de la rutina, pero no necesariamente de todas: ejercitarse en la playa trae más beneficios a tu cuerpo de lo que crees, por ello no sólo necesitarás empacar un par de sandalias, sino que también podrás llevar tus tenis favoritos que llevas al gimnasio, porque estar en forma también es posible en vacaciones.

La irregularidad como ventaja

La playa en sí representa una carrera de obstáculos, lo podrás notar en los cambios de la consistencia del suelo (la arena más suelta en unas partes de la playa que en otras) y la falta de líneas rectas en tu trayecto sirven como entrenamiento para desarrollar agilidad y ayudar a fortalecer las piernas al adoptar saltos y vueltas para evitar obstáculos que se te puedan presentar.

Bajo impacto en las articulaciones

La arena es ideal para correr porque ya sea firme o floja crea resistencia y diversos estudios sugieren que se pueden quemar hasta 30% más de calorías en la arena que en el asfalto. La inestabilidad del terreno de la playa ayuda a trabajar los músculosmás pequeños y a estabilizar el impacto de las articulaciones. Un estudio realizado por la Universidad de Griffith, en Queensland, Australia, reveló que cuando pisas en arena blanda, es la arena la que resiste el peso de tu cuerpo y no tus pies, por lo tanto se reducen los dolores de rodillas, tobillos y caderas al terminar de correr.

Mayor músculo

Si pensabas que eso era todo, tendrás que pensar en quitarte los tenis al correr, ya que al hacerlo descalzo los músculos de los pies, de los pantorrillas y los dedos de los pies se fortalecerán, ya que continuamente se ven obligados a mejorar su agarre mientras se equilibran en la arena. Además, correr descalzo también ofrece una forma de practicar la acupresión natural en tus pies, una técnica tradicional china similar a la digitopuntura donde al aplicar presión en puntos específicos del cuerpo, se logran distintos niveles de bienestar y relajación.

Si te diste un tiempo fuera de la piscina o del bar del hotel para leer este artículo, piensa en que mañana el día estará perfecto para salir a correr, y esperemos no pongas de pretexto el no haber llevado tus mejores zapatillas para hacerlo, porque está claro que no las necesitas.