Portada » Cada vez más hispanos apoyan el matrimonio homosexual tras años de dudas
Noticias diarias

Cada vez más hispanos apoyan el matrimonio homosexual tras años de dudas

A reveler waves a a rainbow flag during the annual gay pride parade in Guatemala City's historical center, Saturday, June 24, 2017. (AP Photo/Moises Castillo)

– Seis de cada 10 se muestran favorables a este derecho

– Un 5,4% de los latinos se considera LGTB, un porcentaje superior a la media nacional

 

El respaldo de los hispanos al matrimonio homosexual ha crecido con fuerza en 2017, tras varios años de vaivenes en los que prácticamente la mitad de la comunidad latina lo rechazaba.

 

Según un sondeo publicado este lunes por el Pew Research Center, seis de cada 10 hispanos aprueba este derecho de las parejas del mismo sexo, un porcentaje inferior al de los blancos pero muy superior al de los afroestadounidenses. Los hispanos son el grupo demográfico que más abiertamente se define como LGTB: un 5,4% dice ser homosexual, bisexual o transexual, frente al 4,1% de la media nacional.

 

En la semana de celebraciones del Orgullo Gay, cuyo desfile mundial se celebra el 1 de julio en España, la Corte Suprema ha anunciado este lunes que examinará el caso de un pastelero del estado de Colorado que fue condenado por negarse en 2012 a hacer la tarta nupcial a una pareja homosexual. Alegó en su defensa que se habían violado sus derechos religiosos, recogidos en la Primera enmienda de la Constitución; la pareja, por su parte, equiparó su caso al de un ciudadano afroestadounidense al que se le hubiera negado la entrada a un restaurante hace medio siglo.

 

El empuje de los ‘millenials’

 

La Corte Suprema garantizó el matrimonio entre personas del mismo sexo en 2015. Por entonces, un 57% de los estadounidenses respaldaba este derecho, según Pew, pero algunos sectores seguían mostrando una oposición mayoritaria.

 

Así, tan sólo un tercio de los votantes republicanos estaba a favor; el rechazo era también mayoritario entre los afroamericanos, los protestantes evangélicos blancos o en los baby-boomers (los nacidos entre 1946 y 1964). Fue precisamente el empuje de las generaciones más jóvenes, y en particular de los millenials (nacidos entre 1981 y 1998), el que más contribuyó a suavizar este rechazo en años posteriores, según Pew.

 

Así, en 2017 el respaldo global ha crecido hasta el 62%, y ya es mayoritario entre los baby-boomers y los afroamericanos; los republicanos están partidos por la mitad (47% a favor, 48% en contra), y los evangélicos blancos siguen oponiéndose con fuerza (59%).

 

En el caso de los hispanos, el respaldo ha crecido del 56% al 60% en estos dos años; en 2012 era del 52%, y en 2006 del 31%. Sigue estando en cualquier caso por debajo del apoyo de los blancos (64%) pero muy por encima del de los negros (51%).

 

No toda la comunidad latina responde de forma homogénea a esta cuestión: como sucede a nivel global, los hispanos que no tienen filiación religiosa, los menores de 30 años, los votantes demócratas, y los graduados universitarios son los más proclives a respaldar el matrimonio homosexual. Los mayores de 65 años y los evangélicos son, por el contrario, los más reticentes, según Pew.

 

Las minorías salen del armario

 

Quizá a raíz de esta creciente tolerancia, cada vez son más los estadounidenses que se identifican como lesbianas, gays, bisexuales o transexuales (LGTB): pasaron del 3,5% en 2012 al 4,1% en 2016, según una encuesta de Gallup. Una vez más, este incremento se debió casi en exclusiva a los millenials, que pasaron del 5,8% al 7,3%. Por el contrario, entre los baby-boomers cayó del 2,7% al 2,4%.

 

Los hispanos son el grupo demográfico con mayor identificación LGTB, tras subir del 4,3% en 2012 al 5,4% en 2016. En comparación, los blancos están en el 3,6%, los afroestadounidenses en el 4,6% y los asiáticos en el 4,9%. Así, las minorías raciales y étnicas suponen un 40% de la comunidad LGTB pese a sumar sólo el 33% de la población.